74 resultados para GLOMERULONEFRITIS


Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

El riesgo de adquirir hepatitis B en pacientes con insuficiencia renal crónica depende del tipo y duración de la diálisis. El virus B puede producir glomerulonefritis y lesión renal relacionada con poliarteritis nodosa. La prevención de la infección en estos pacientes incluye medidas de protección durante la diálisis, esquemas de vacunación diferenciados, control riguroso de los productos sanguíneos utilizados y monitoreo serológico de pacientes y personal

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Las enfermedades glomerulares representan una causa importante y frecuente de pérdida de injertos renales a medio-largo plazo, especialmente por recidiva de la enfermedad renal primaria. En el trasplante renal de donante vivo, las enfermedades glomerulares tienen una connotación especial por el riesgo de recidiva de la enfermedad primaria con la consiguiente pérdida del injerto renal, y por el riesgo del donante de desarrollar una enfermedad glomerular postnefrectomía por su similitud con el receptor. La incidencia de recidiva de la enfermedad glomerular postrasplante varía según cada tipo, siendo especialmente frecuente en la nefropatía IgA y en la glomerulonefritis memebrana proliferativa tipo II. Siempre se debe diferenciar entre la recidiva histológica y la clínica, siendo mucho más frecuente la primera. La práctica de una biopsia renal constituye la prueba diagnóstica esencial para detectar y confirmar la presencia de una enfermedad glomerular postrasplante, siendo necesario la práctica de un estudio mediante inmunofluorescencia para determinar la variedad de glomerulonefritis.

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

La nefropatía IgA es frecuente en Uruguay y su tratamiento conflictivo. Objetivo: analizar la incidencia, presentación clínica, histología, tratamiento y evolución de la nefropatía IgA en Uruguay. Material y método: se realizó un análisis retrospectivo de datos del Registro Uruguayo de Glomerulopatías (RUG) e historias clínicas con estricta confidencialidad; se registró edad, sexo, fecha de biopsia renal, presentación clínica, presión arterial (PA), proteinuria, hematuria y creatininemia (al inicio y en última evolución registrada), histología, tratamientos y evolución. Análisis estadístico uni y multivariado. Aprobado por el Comité de Ética del Hospital de Clínicas. Resultados: se estudiaron 341 pacientes con nefropatía IgA, confirmada por histología, en el período comprendido entre el 1º de enero de 1985 y el 31 de diciembre de 2009; 65% hombres, edad media 31 ± 13 años y mediana de seguimiento de 52 meses (1-271); 14% ingresaron a diálisis y 1,2% fallecieron. La presentación clínica más frecuente fue con alteraciones urinarias asintomáticas (AUA) (42%), (mayor en el período 2000-2009, chi2 p < 0,05). Al inicio, la proteinuria era 1,7 ± 1,9 g/l; creatininemia 1,6 ± 1,8 mg/dl, y 32% tenían PA ≥ 140/90 mmHg. Se observaron semilunas en 48%. Recibieron inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina/antagonistas de los receptores de la angiotensina II (IECA/ARAII) 56% e inmunosupresores, 52%. La PA disminuyó significativamente en la evolución. En el análisis univariado, la creatininemia inicial fue ≥ 2,5 mg/dl, proteinuria, semilunas y proliferación endocapilar se asociaron a ingreso a diálisis o fallecimiento, pero en el análisis multivariado (regresión de Cox) solo fue significativo el nivel de creatininemia. Conclusiones: la presentación clínica de nefropatía IgA ha cambiado en la última década, siendo más frecuente las AUA. La creatininemia ≥ 2,5 mg/dl se asocia a peor supervivencia renal, probable “punto de no retorno”.

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

La nefropatía por IgA es una glomerulonefritis inmune que involucra un grupo heterogéneo de pacientes con una variedad de diferentes presentaciones clínicas. Una niña de 4 años de edad acude con historia de 2 meses de enfermedad caracterizada por hematuria intermitente, sin sintomatología miccional. El examen físico solo muestra edema palpebral. El examen de orina revela hematuria macroscópica (3+) y proteinuria 3(+), El estudio sonográfico y la urografía excretoria no mostraron alteraciones; su nivel de hemoglobina, leucocitos y depuración de creatinina fueron normales. La excreción de proteínas en orina fue de 45mg/m2/h. Los niveles de C3 y C4 estuvieron en limites normales.Se procede a una biopsia renal la cual expone un incremento difuso en las células mesangiales con engrosamiento de la matriz y algunas zonas de necrosis. El examen de inmunofluorescencia mostró depósitos mesangiales de Ig A y C3, todos los hallazgos son compatibles con Nefropatía por Ig A. (Rev Med Hered 2005;16:223-227).

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Objetivo: Evaluar la respuesta a la terapia combinada según el esquema de Ponticelli en pacientes con Nefropatía Membranosa (NM) idiopática, en la tasa de remisión de la proteinuria, la tasa de filtración glomerular (TFG) y la frecuencia de complicaciones. Material y métodos: Estudio observacional descriptivo tipo serie de casos en pacientes con NM idiopàtica durante los años 1995 - 2005 que recibieron terapia inmunosupresora, según esquema de Ponticelli. Se determinó la tasa de remisión de la proteinuria y la evolución de la TFG. Resultados: Diez pacientes con NM idiopática cumplieron los criterios de inclusión. La mitad de los casos tuvo remisión parcial (RP) al finalizar la terapia; no hubo casos con remisión completa (RC). Al último control, 10% presentó RC y 70% RP. El 80% de los pacientes presentó efectos adversos. Conclusiones: Al finalizar la terapia inmunosupresora según esquema de Ponticelli, se evidencia reducción de la proteinuria (p>0,05), y remisión al último control (p < 0,05), probablemente asociado al uso de bloqueadores del eje renina-angiotensina-aldosterona. Los efectos adversos asociados a la terapia inmunosupresora son frecuentes, sin embargo ningún paciente descontinuó el tratamiento. (Rev Med Hered 2009;20:60-69).

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Las causas más frecuentes de síndrome nefrótico en niños son la nefropatía de cambios mínimos y la glomeruloesclerosis focal y segmentaria; las formas secundarias son poco frecuentes. Se presenta el caso de un niño de 5 años y 7 meses de edad, con síndrome nefrótico resistente a corticoides, en quién la biopsia renal mostró nefropatía membranosa con cambios citopáticos focales en las células tubulares, compatibles con citomegalovirus.La inmunofluorescencia mostró depósitos de IgM y C3 en el mesangio. La proteinuria remitió con la terapia con ganciclovir intravenoso, valganciclovir vía oral y ciclofosfamida vía oral.

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Resumen Contexto: se han descrito cinco variantes morfológicas de glomerulosclerosis segmentaria y focal. El significado clínico de los distintos tipos no ha sido totalmente aclarado y se considera de interés la presentación de series pediátricas grandes que aporten datos de la evolución. Material y método: se realiza una revisión del material de biopsia renal del Archivo Nefrológico del Laboratorio de Patología Pediátrica del Centro Hospitalario Pereira Rossell que reúne los estudios realizados entre los años 1969 y 2005. Se individualizan los casos de biopsias en pacientes con síndrome nefrótico. Se clasifican los diferentes diagnósticos realizados en estos casos. Se analiza el significado de lesiones glomerulares consideradas tempranas. Resultados: se estudiaron 1.304 biopsias renales correspondientes a 1.264 pacientes. En 483 pacientes (38,2%) la indicación del estudio fue por síndrome nefrótico. Los hallazgos más importantes en estos casos fueron: lesión glomerular mínima (LGM) en 43%, glomerulosclerosis/hialinosis segmentaria y focal (GESF/GHSF) en 31%, proliferación mesangial difusa (PMD) en 7%, glomerulonefritis membranoproliferativa (GNMP) en 8%. Entre los pacientes que tenían LGM y los que tenían PMD se individualizaron 47 casos con sinequias glomerulares periféricas, con prolapso del ovillo glomerular en el túbulo o con ambas alteraciones simultáneas. Se tuvo evolución clínica en 30 pacientes de este grupo; se observó 13,3% de mortalidad, 43,3% de insuficiencia renal terminal y 26,6% de casos transplantados. Conclusiones: el presente estudio sugiere que las adherencias periféricas (o sinequias) y el prolapso glomerular son lesiones precursores de la GESF clásica y que puede tener pronóstico ominoso

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Objetivos: determinar las glomerulopatías más frecuentes y su curso clínico en mujeres gestantes. Hacer una revisión de la literatura del tema. Materiales y métodos: serie de casos retrospectivos de pacientes gestantes con enfermedad glomerular activa diagnosticada por biopsia, entre enero de 2000 y septiembre de 2007, atendidas en el Hospital San Vicente de Paúl de Medellín, Colombia. No hubo exclusiones. Se determinaron sus características clínicas, la evolución de la enfermedad glomerular y el resultado materno perinatal. Resultados: se hizo el diagnóstico en 11 pacientes. Cuatro casos de nefritis lúpica, dos de glomerulonefritis rápidamente progresiva (GNRP) por GN extracapilar y granulomatosis de Wegener, respectivamente; tres con síndrome nefrótico por glomeruloesclerosis focal y segmentaria (GEFyS), una con GN membrana proliferativa tipo I, y una con GN proliferativa mediada por complejos inmunes. En dos casos se presentó eclampsia. En tres casos hubo muerte materna: dos por eclampsia y una por granulomatosis de Wegener; y en tres casos muerte fetal: dos por eclampsia y una en materna con nefritis lúpica y síndrome antifosfolípido. Las glomerulopatías primarias no mostraron empeoramiento durante la gestación. Conclusiones: en casos de GN durante la gestación hay riesgo incrementado de complicaciones materno-fetales.

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

El lupus eritematoso sistémico (LES) tiene una prevalencia baja en la población general y es menor en la edad pediátrica. La nefropatía lúpica (NL) es más frecuente y de mayor severidad que en adultos, condicionando la morbimortalidad de la enfermedad. Se realizó un estudio descriptivo prospectivo de 20 niños y adolescentes con NL controlados en la Policlínica de Colagenopatías del Centro Hospitalario Pereira Rossell en el período desde octubre de 2003 hasta setiembre de 2013 con el objetivo de describir las características clínico-serológicas y evolutivas de pacientes con NL y correlacionarlas con los hallazgos anátomopatológicos. La NL se observó en el 52,6% de los casos con LES. El 70% fueron de sexo femenino, relación femenino/masculino de 2,3/1, 85% de raza blanca, la mediana del diagnóstico fue de 12 años. Las formas de presentación fueron: alteraciones urinarias menores (AUM) en 14 pacientes (0,7), en cuatro casos síndrome nefrótico (SN), con o sin insuficiencia renal (IR) y/o hipertensión arterial. Un paciente se manifestó con síndrome nefrítico. Un paciente tenía un examen de orina normal. Las formas histopatológicas proliferativas graves se presentaron en 18 (0,9); los casos con AUM presentaban NL grado III-IV en 13 (0,93); todos los casos con SN con o sin IR tenían NL III-IV. No hubo casos de NL aislada como forma de comienzo. En el momento del diagnóstico, los anticuerpos antinucleares fueron positivos en 19 (0,95) y los anti DNA doble cadena en 16 (0,8); C3 y C4 estuvieron descendidos en 19 (0,95) y en 15 (0,75) respectivamente. El seguimiento promedio fue 4,2 años. Al final del seguimiento estaban en remisión 16 pacientes (0,8), cuatro en remisión parcial, todos con función renal normal, excepto un caso que presentó IR extrema, fue trasplantado y tuvo una excelente evolución. Un paciente falleció con hemorragia pulmonar. La sobrevida de la función renal y la de los pacientes fue 0,95 respectivamente. El tratamiento se realizó en base a corticoides, hidroxicloroquina asociados a azatioprina o micofenolato mofetilo. En ocho pacientes con cuadros graves se usó la ciclofosfamida I/V. Esta serie constituye la primera serie nacional de nefropatía lúpica en niños y adolescentes. Conclusión: predominó la presentación clínica con AUM y formas histopatológicas severas, clases III y IV, evidenciando una disociación clínico anatomopatológica. A pesar del elevado porcentaje de NL severas, el manejo adecuado y oportuno y la adherencia al tratamiento y a los controles médicos fueron fundamentales para la evolución favorable de la NL.

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Se realizó un análisis clinicopatológico de todas las biopsias renales efectuadas entre octubre de 1988 y mayo de 1993, donde se demostró la presencia de nefropatía por inmunoglobulina A (NIgA), para conocer su incidencia en nuestro medio e identificar, por sus manifestaciones clínicas, sus posibles indicadores pronósticos. Con excepción de las enfermedades sistémicas (por funcionar un grupo de estudio multidisciplinario en nuestra Institución), la indicación más frecuente para realizar una biopsia renal fue la presencia de alteraciones del sedimento urinario (57/161; 35,4 %), principalmente hematuria (38/161; 23,6 %). El diagnóstico histológico fue realizado en 51 (89,4 %) de 57 pacientes con alteraciones del sedimento urinario, 14 (30,4 %) tenían NIgA, otro presentó un cuadro de nefritis aguda y azotemia que no requirió de tratamiento dialítico, posteriormente mantuvo cuadro de hematuria microscópica persistente. La NIgA representó el 9,3 % (15/161) del total de biopsias realiza-das y el 17 % (15/88) de las enfermedades glomerulares primarias. Se evaluaron los hallazgos clinicohistológicos y las modificaciones de la función renal en los 15 pacientes con NIgA, 14 de los cuales tenían un aclaramiento de creatinina mayor de 70 mL/min en el momento de la biopsia renal. Se concluye que la presencia de hipertensión arterial, proteinuria y patrón histológico de proliferación mesangial difusa representan un mal pronóstico en la evolución de esta enfermedad.

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Introducción: Casi el 50% de los receptores de trasplante hepático (TxH) tienen asociada un insuficiencia renal (IR) en diverso grado, a su vez, los pacientes en hemodiálisis tienen mayor riesgo de desarrollar procesos hepáticos en relación con infecciones víricas o patologías concomitantes. La mejora en las técnicas de conservación de órganos, quirúrgicas y en el tratamiento inmunosupresor ha permitido que los pacientes necesitados de un segundo órgano sean incluidos en lista de espera para trasplante bien sincrónico o asincrónico. Objetivos: Revisión de los resultados obtenidos en el trasplante renal (TxR) en pacientes que tienen asociado un TxH de forma sincrónica o asincrónica. Material y métodos: Estudio retrospectivo de los pacientes con TxH y TxR realizados en nuestro Hospital. Se revisaron las características de los pacientes, causa de fallo hepático y renal, evolución del paciente y del injerto renal y las complicaciones en relación con el injerto renal. Resultados: Desde 1975 hemos realizado 1483 TxR y 409 TxH desde 1991, se hicieron 17 TxR en 15 de estos pacientes (3,7%). 4 pacientes eran mujeres (26,7%) y 11 varones (73,3%). La edad al TxH fue 52,5±9,3 años (entre 37 y 61 años) siendo las causas de fracaso hepático cirrosis enólica en 10 pacientes, hepatoma en 3 y hepatopatía vírica en 2. El TxR se hizo a una edad de 51±12.5 años (35 y 66 años). La causa de fallo renal fue glomerulonefritis crónica en 6 casos, nefropatía diabética en 3, nefropatía hipertensiva en 1, poliquistosis renal en 1 y no filiada en 4. La isquemia fría fue de 20,5±5,4horas (8-27 horas) en los asincrónicos y 6,4±5,4 en los sincrónicos (6-8 horas). Tres pacientes tenían TxR previo al hepático, 2 funcionantes sin que el TxH les afectase, y otro le había perdido por recidiva de glomerulonefritis IgA recibiendo un TxH y TxR sincrónico. La causa del fallo hepático en los 3 casos fueron hepatomas en relación con hepatopatías víricas B y C. En 6 casos se hizo Tx simultáneo y en 8 el Tx renal se hizo entre 16 y 83 meses tras el TxH (x=50,5±25,9 meses). Hubo diuresis inmediata en 3 de los sincrónicos (50%) y 3 de los asincrónicos (17,7%). Se perdió un injerto renal por trombosis venosa a las 24 horas y otros 2 por recidiva de la enfermedad (1 caso previo al TxH). El resto eran injertos funcionantes entre 4 y 264 meses de seguimiento (x=92,5±66,7 meses) con una creatinina media de 1,86±9,48 mg/100 oscilando entre 1 y 4,5. Han fallecido 5 pacientes, 4 por fracaso del injerto hepático con riñón funcionante a los 8 y 11 meses y 7 y 21 años con cifras de creatinina respectivamente de 3, 4,5, 1,1 y 1,1; otro paciente falleció a los 14 años por cáncer de esófago con creatinina de 1,16. Complicaciones en los casos asincrónicos fueron 5 rechazos agudos, 3 necrosis tubulares, 1 infección de herida, 1 hematoma perirrenal, 2 estenosis ureterales, 1 embolismo arterial en pierna derecha. En los casos sincrónicos no hubo casos de rechazo agudo, 2 necrosis tubulares, 1 trombosis venosa, 2 infecciones de herida, 1 hematoma perirenal y 1 fístula urinaria. La inmunosupresión fue variable siendo las asociaciones más frecuentes esteroides más tacrolimus en 7 (en tres casos tenían además micofenolato) y esteroides más ciclosporina en 3 (en 1 caso más micofenolato). Conclusiones: El trasplante hepatorenal es una alternativa válida en los pacientes con insuficiencia hepática y renal terminal. La incidencia de rechazo agudo es parece menor en los casos sincrónicos.

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Introducción: Josep Trueta i Raspall, nacido en Barcelona en 1897, fue uno de los más destacados cirujanos de su tiempo. Después de iniciada la rebelión militar y la guerra de 1936, se hace cargo de la cirugía en el Hospital de la Santa Creu y Sant Pau y pone en práctica un método de cura oclusiva de las fracturas abiertas, que disminuye dramáticamente el número de gangrenas y amputaciones entre civiles y militares. Con el final de la guerra y el exilio, es invitado por el servicio de salud inglés, en Oxford enseña sus conocimientos de cirugía de guerra, es nombrado doctor honoris causa y profesor de ortopedia, y crea una escuela de investigación clínica que genera importantes hallazgos en el desarrollo y patología del hueso y, entre otras áreas, en el conocimiento de la función renal y las lesiones renales inducidas por el shock y la hipertensión arterial. Uno de los frutos más destacados de esta investigación es el libro "Estudios sobre la circulación renal", publicado en inglés en 1947 (Oxford) y en castellano en 1949 (Barcelona). Material y Método: Estudio de la biografía de Josep Trueta y análisis de sus trabajos sobre la función renal, en especial del texto "Estudios sobre la circulación renal", relacionándolo con el estado de los estudios nefrológicos en su tiempo. Resultados: Trueta y su grupo fueron pioneros en el estudio de las causas de la oliguria postraumática de los heridos de guerra. Basándose en los primeros estudios sobre el síndrome de aplastamiento, publicados en 1941, en los que se señalaba el fallo renal que seguía a las lesiones extensas de los miembros, demuestran los cambios en la circulación renal consecutivos a diferentes lesiones de los miembros, como isquemia, hemorragia e infecciones. "Estudios sobre la circulación renal" y otros textos publicados en revistas de gran impacto, exponen la isquemia cortical renal con preservación o aumento de la circulación medular y yuxtamedular que tiene lugar en estos estados patológicos. Aunque sus aportaciones y las hipótesis que aventuró, no fueron definitivas, sirvieron de base para otros estudios realizados años después sobre la insuficiencia renal aguda secundaria al shock, la glomerulonefritis, el rechazo del trasplante y la hipertensión arterial. Comentario: Los trabajos de Trueta son un extraordinario ejemplo de investigaciones dirigidas a responder a preguntas clínicas concretas. Llama la atención el amplio campo de investigación en que se mueve, que hoy día implicaría a diversas especialidades muy ajenas a sus tareas de cirujano ortopeda. Además de su pasión catalanista, que le movió a escribir "The spirit of Catalonia" (1946), un breve texto sobre la historia de Cataluña para el público de habla inglesa, Trueta fue un intelectual humanista con intereses muy amplios, que dejó reflejados en sus libros de viajes, y en textos sobre la vida de sabios clásicos como Luis Vives, Miguel Servet o Cajal. Regresó a Cataluña en 1966 y falleció en 1977. Su libro "Estudios sobre la circulación renal", exquisitamente ilustrado y editado, merece un lugar destacado en la historiografía médica de interés urológico.

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Introducción: La mejora en las técnicas de conservación de órganos, quirúrgicas y en el tratamiento inmunosupresor ha permitido que los pacientes necesitados de un segundo órgano sean incluidos en lista de espera para trasplante bien sincrónico o asincrónico. Objetivos: Revisión de los resultados obtenidos en el trasplante renal (TxR) en pacientes con trasplante cardíaco (TxC) bien de forma sincrónica o asincrónica. Material y métodos: Estudio retrospectivo de los pacientes con TxC y TxR realizados en nuestro Hospital. Se revisaron las características de los pacientes, causa del fallo cardíaco y renal, evolución del injerto renal y paciente así como las complicaciones del TxR. Resultados: Entre 1985 y 2006 realizamos 411 TxC, en 7 de estos pacientes (1,7%) realizamos 9 TxR, 2 sincrónicos y 7 asincrónicos. Los 7 pacientes eran varones con una edad media al TxC de 51,3±12,2 años (24-60); la causa del TxC fue miocardiopatía dilatada en 4 (57,2%), cardiopatía reumática en 1 (14,3%) y cardiopatía isquémica en 2 (28,5%). La edad al TxR fue 57,5±11,2 años (32-68); la causa de insuficiencia renal fue nefrotoxicidad por ciclosporina en 3 (33,3%), nefroangioesclerosis en 1 (11,1%), nefropatía intersticial crónica en 2 (22,2%), glomerulonefritis membranoproliferativa en 1 (11,1%) y nefropatía crónica del injerto en 2 (22,2%). Hubo 2 Tx sincrónicos en los cuales la isquemia fría renal fue de 4 horas, en 1 (50%) hubo diuresis inmediata; no hubo ninguna complicación relacionada con el injerto renal. En los 7 asincrónicos el tiempo entre el TxC y TxR fue de 105,9±51,8 meses (23 y 201 meses); la isquemia fría renal fue 20,3±1,5 horas (18-22); hubo diuresis inmediata en 5 de ellos (71,5%). En 2 de ellos no hubo complicaciones, hubo 2 casos de rechazo agudo, 1 hematoma perirrenal, 1 infarto polar, 1 linfocele, 1 infección de herida, 1 infección de orina y 2 infecciones respiratorias. El seguimiento medio es de 52,2±33,9 meses (12-93); todos los pacientes viven con injerto funcionante con cifras de creatinina de 1,8±0,43 mg/100 (1,4-2,4). Los 2 injertos que se perdieron fue por nefropatía crónica del injerto a los 138 y 270 días. La pauta de inmunosupresión fue variable, siendo la asociación de micofenolato y tacrolimus con o sin esteroides la más repetida. Conclusiones: El fracaso renal crónico asociado a cardiopatías que precisen o hayan precisado TxC no excluye el trasplante de ambos órganos.

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Se realizaron 356 biopsias renales a 346 pacientes durante el período comprendido entre el 31 de octubre de 1988 y el 31 de octubre de 1999 de las cuales 348 fueron útiles (348/356; 97,8 %). Se hallaron como motivos más frecuentes para la indicación de una biopsia renal (BR) en pacientes con glomerulopatías primarias, las anormalidades urinarias asintomáticas (73/230; 31,7 %) y el síndrome nefrótico (68/230; 29,6 %). Se determinó el promedio de intentos para realizar una biopsia renal y fue 2,2 ± 0,8. Las complicaciones como consecuencia de la BR fueron observadas en 30 pacientes (30/346; 8,7 %): 5 (5/30; 16,7 %) presentaron hematuria; 13 (13/30; 43,3 %), hematoma y 12 (12/30; 40 %), ambas complicaciones. Se relacionaron los síndromes de presentación clínica con el sexo y se obtuvo una diferencia significativa (p < 0,05), donde el síndrome nefrótico (SN), el nefrítico agudo y la hematuria macroscópica fueron más frecuentes en el sexo masculino, mientras que el resto de los síndromes lo fueron en el femenino. De los patrones histológicos obtenidos, 230 (230/346; 66,5 %) correspondieron a glomerulonefritis primarias, entre las cuales la enfermedad por cambios mínimos (45/230; 19,6 %) y la glomerulonefritis proliferativa mesangial (36/230; 15,7 %) constituyeron las causas más comúnmente observadas. Se consideró este proceder como un componente esencial para estudiar pacientes con enfermedad renal parenquimatosa, fundamentalmente las glomerulopatías y se sugirió su realización después de una evaluación clínica completa.

Relevância:

10.00% 10.00%

Publicador:

Resumo:

Se revisaron las historias clínicas y los diagnósticos anatomopatológicos de 382 biopsias renales realizadas en este centro desde 1995 a 1998. Se seleccionaron para esta investigación 241 con diagnóstico de glomerulopatías primarias estudiadas por microscopia óptica, inmunohistoquímica, y algunas por microscopia electrónica. Se observó mayor incidencia entre los 21 y 30 años (29,87 %) y la raza blanca fue la más afectada (53,11 %). Se comprobó que la variedad de glomerulopatía más frecuente resultó la glomerulosclerosis segmentaria focal (22,82 %) seguida por la glomerulosclerosis proliferativa mesangial (17,82 %) y la glomerulonefritis proliferativa endocapilar (16,18 %), la menos frecuente fue la glomerulonefritis esclerosante ( 1,65 %). Se analizaron aspectos clínicos y de laboratorio y se constató que la proteinuria y la hipertensión arterial se presentaron en el 87,27 y 41,81 %, respectivamente, en la glomerulosclerosis segmentaria focal y el síndrome nefrótico, en el 38,18 %. En la glomerulonefritis proliferativa mesangial, el aspecto más relevante lo constituyó la proteinuria con 93,02% y en la glomerulonefritis proliferativa endocapilar, la proteinuria, la hematuria y la hipertensión arterial. La proteinuria fue la manifestación más frecuente en todas las variedades de glomerulopatías. Se realizaron estudios de inmunofluorescencia para valorar la positividad de inmunoglobulinas y complementos que ayudan a corroborar el diagnóstico.